MDMA: Estupefaciente imprescindible para jóvenes

Los consumidores del MDMA pueden encontrar problemas similares a los que sienten los que consumen anfetaminas y cocaína, incluyendo adicción. Aparte de sus efectos gratificantes, los efectos psicológicos del MDMA pueden incluir confusión, depresión, problemas de sueño, ansiedad y paranoia durante y algunas veces después de semanas de haber tomado la droga. Los efectos físicos pueden incluir tensión muscular, apretado involuntario de los dientes, náusea, visión borrosa, desvanecimiento, y escalofríos o sudor.

Aumento del ritmo cardíaco y de la presión sanguínea son un riesgo especial para las personas que sufren de enfermedades circulatorias o cardíacas. Se han reportado fatalidades relacionadas con el consumo de MDMA en los “raves”. Los efectos estimulantes de la droga, que hace que el consumidor baile durante extensos períodos, combinados con las condiciones de calor y aglomeración que se encuentra generalmente en los “raves”, puede conducir a deshidratación, hipertermia, y falla cardíaca o renal.

El uso de MDMA daña las neuronas de serotonina del cerebro. Se cree que la serotonina juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo, de la memoria, del sueño y del apetito. Una investigación reciente indica que el uso frecuente de MDMA causa problemas persistentes de memoria en los humanos.

Rave, es un término cuya utilización está documentada por primera vez el 4 de abril de 1970 para describir los bailes rave. Posteriormente se aplicó a las fiestas de acid house de los años 1980 y a las fiestas masivas clandestinas de breakbeat hardcore de principio de los 90’s en Inglaterra, caracterizadas por música electrónica de baile rápida, espectáculos de luces y una duración que en ocasiones se extendía hasta el amanecer. En estas fiestas, la gente bailaba la música electrónica que tocaba un DJ.
Entre los géneros de música habituales están el House, Trance, Techno, Jungle, Drum & Bass, entre otros. Los Raves se caracterizan por ser fiestas ilegales que suelen organizarse en lugares abandonados o zonas rurales.

La experiencia de Julio con el consumo de éxtasis.

Todo parecía ir normal en la vida de Julio, excelentes notas académicas, buenos hábitos: hacer ejercicio, compartir en familia, practicar baseball, tocar la guitarra, leer libros, jugar PlayStation, etc., un sin número de actividades que lo beneficiaban y lo ayudaban a crecer como joven.

La primera experiencia de Julio con las drogas fue con la marihuana, considerada una droga blanda o suave, la cual probó junto con un amigo poco después de ingresar a la universidad. Le gustó y pensó que debía probar algunas de las otras drogas con las que no había experimentado.

Las drogas blandas —o suaves— y duras son términos utilizados para diferenciar las drogas psicoactivas que son adictivas y se perciben como especialmente dañinas y las drogas que se consideran no adictivas —o mínimamente adictivas— y cuyo uso se asocia a pocos peligros. El término «droga suave» es considerado controvertido por sus detractores, dado que implicaría que la droga no causa un daño significativo.

De acuerdo con la Doctora entrevistada Fiordaliza Feliz los efectos secundarios pueden dañar órganos como el hígado, el cerebro que causa un bruxismo exagerado y movimientos ciclotlonicos irregulares, o sea que no pueden ser controlados. Pueden ser irreversibles en muchas ocasiones. En altas dosis, afecta el sistema cardiovascular, aumenta la presión, crea resequedad, deshidratación y una liberación disminuida de oxígeno en el cerebro; cuando suele combinarse con otras drogas como: marihuana, cocaína, heroína, etc., donde la droga ya no te causa el efecto que antes te causaba.

Un par de años más tarde, Julio descubrió el éxtasis, y se cambió a esta droga más fuerte. Por un tiempo, podía dejarla cuando él quería, pero después de una semana de consumos continuos, se encontró con que no podía parar. Él comenzó a llevar consigo las pastillas de MDMA y la marihuana para mantener su adicción. Poco a poco, su vida comenzó a desmoronarse. Se convirtió en vagabundo (y por supuesto abandonó la universidad) junto con los amigos.

Cuando Julio le preguntó a su hermano si podía quedarse con él, su hermano insistió en que Julio comenzara un programa de rehabilitación como parte del trato. Pero las pruebas de drogas pronto mostraron que todavía estaba usándola. El acuerdo estaba roto y Juan estaba de vuelta en la calle.

Cuando una exnovia murió de una sobredosis, Julio pudo ver como las drogas estaban arruinando las vidas de todos los adictos – incluyéndolo a él mismo. Finalmente hizo un programa de desintoxicación y rehabilitación y fue capaz de mantenerse limpio por un tiempo.

Pero cuando la vida le pareció simple y aburrida, Juan volvió a la marihuana y al alcohol, pensando que era solo a por recreación y no tenía la menor importancia. Al poco tiempo, estaba bebiendo vodka pura. Su madre le ayudó a entrar en un programa de rehabilitación por un año y donde adquirió un poco de práctica en estar sobrio.
Completó el programa. Pero luego, después de una nueva recaída, Julio comenzó a buscar otro tipo de programa, uno que no requería cientos de reuniones. Le gustaba la etapa de desintoxicación en sauna que forma parte de algunos programas.

Al pasar a través de este programa, Julio encontró que era posible asumir finalmente plena responsabilidad por las cosas malas que había hecho y que le había pasado a él y empezar a hacer su propio futuro sobrio. Dijo que comenzó a sentirse más ligero y más libre. “Me di cuenta de que aprendí a vivir una vida libre de drogas yo mismo, no de otra persona que me dice cómo hacerlo”, dijo. “Y creo que la parte de la sauna del programa ayudaría a cualquier persona que haya estado usando drogas”.

(El nombre de Julio fue cambiado para proteger su privacidad. Por lo demás, esta historia es real).

Si te pareció interesante este reportaje, no dejes de leer este otro: Embarazo prematuro por causa de pobreza y falta de educación.

 

infografia

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s