Transporte público sinónimo de caos

El transporte público, específicamente en Santo Domingo y Santiago, puede definirse como caos, contaminación y falta de educación por parte de los choferes, quienes constantemente están rompiendo las leyes de tránsito, solo para conseguir pasajeros. Todo esto conlleva al más desesperante momento para los transeúntes que se dirigen hacia su labor, y es por esto las constantes quejas de quienes tratan de cumplir con las normas. 

La imprudencia por parte de los choferes se expresa de diversas maneras: acelerar cuando el semáforo está en amarillo, tomar y dejar pasajeros donde dice claramente “no pasajeros” o estacionarse debajo del letrero que lo prohíbe; rebases temerarios, cortar la fila de vehículos delante para subir a los elevados, andar sin luces y no encender direccionales para doblar y cambiar de carril, utilizar el celular mientras se conduce y tocar la bocina de manera continua.

Entonces nos preguntamos, ¿cómo estas personas tienen licencia de conducir?, sobre todo, ¿cómo trabajan en transporte público? Esto nos deja claro que no hay una vigilancia continua hacia estos choferes por parte de  la Oficina Técnica del Transporte Terrestre y la AMET, poniendo en riesgo la seguridad de quien a diario, depende de este.

Por su parte, la Cámara de Diputados aprovó el proyecto de ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, con algunas modificaciones, la cual cuenta  con 195 artículos y más de 100 páginas de orientación y control al sistema de transporte del país.

El proyecto,  fue enviado nuevamente  a comisión para estudiar algunas de las modificaciones que fueron aprobadas, algunas de las sanciones que establece, promueve la responsabilidad del chofer si provoca un accidente que cause la muerte a una víctima, se contempla una multa de cinco a diez salarios mínimos del sector público y, en caso de que la persona envuelta se encuentre culpable con una de las agravantes identificadas por la ley, el juez podrá imponer el máximo de la pena que estipula el Código Penal.

Esperemos que las autoridades competentes y los transportistas públicos saquen un poco de tiempo para leer los nuevos reglamentos y lo implementen en su labor.

Por Nicoll Tavarez

Fuentes: Diario Libre, Listín Diario, Vanguardia Del Pueblo (periódico digital).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s